ESP | CAT

Hablamos de tu Salud

La mirada del experto

El diagnóstico precoz más efectivo frente al cáncer asintomático

Marzo 10, 2021
El diagnóstico precoz más efectivo frente al cáncer asintomático

Hablamos con el Dr. Ramon Navarro, responsable de la Unidad de Chequeos Médicos de Creu Blanca, sobre el cáncer y el método más fiable para la detección precoz de esta enfermedad.


El estilo de vida influye en un 80-90%, la exposición a agentes tóxicos en un 10% y la genética en un 5%. Esta es la respuesta de los especialistas en oncología cuando les preguntamos sobre las posibilidades de desarrollar un cáncer según la Sociedad Americana de Cáncer. A lo que añaden que el tabaco está detrás del 30% de los tumores, el alcohol del 12% y la obesidad es la responsable de 1 de cada 20 tumores.


Lo cierto es que frente al cáncer, nadie está exento de padecerlo. Erradicar la enfermedad se considera, por el momento, algo imposible. Sin embargo, la investigación y los avances en programas de cribado en cáncer han permitido controlarlo y, cada vez más, curarlo.


En este artículo, el Dr. Navarro, Responsable de la Unidad de Chequeos Médicos de Creu Blanca, nos cuenta por qué el Chequeo Onco Full Body, también conocido como Chequeo Oncológico, es la revisión más efectiva frente al diagnóstico precoz del cáncer asintomático.


El diagnóstico precoz más efectivo frente al cáncer asintomático


“El Chequeo Onco Full Body engloba un conjunto de pruebas diagnósticas que nos permiten localizar un tumor maligno u otras anomalías precancerosas incluso antes de que aparezcan los síntomas”, explica Navarro.


Ante tal afirmación nos vienen algunas preguntas a la mente:


1. ¿Se puede tener cáncer aún sin tener síntomas?


En fases incipientes, el 95% de los cánceres son asintomáticos, es decir, ni se manifiestan ni provocan síntomas. Igual que ocurre con enfermedades como el Alzheimer, que puede provocar daños cerebrales hasta 20 años antes de los primeros síntomas, el cáncer también se gesta de forma silenciosa durante décadas en el organismo.


En el último año, científicos e investigadores del Instituto EMBL-EBI, han confirmado que las primeras alteraciones genéticas que conducen al cáncer se producen hasta 10 años antes de que se desarrolle el tumor.


2. ¿Realmente es posible prevenir el cáncer?


Entre el 30% y el 50% de los cánceres se pueden prevenir adoptando unos hábitos saludables. El tabaco, la falta de ejercicio físico, la dieta poco saludable, los rayos ultravioleta, entre otros factores, aceleran el desarrollo de células malignas y, consecuentemente, la formación de tumores.


Llevar un control de nuestras revisiones médicas rutinarias también puede evitar que una simple alteración en el organismo pueda derivar en una patología potencialmente cancerosa.


El diagnóstico precoz más efectivo frente al cáncer asintomático


“El seguimiento periódico de algo tan básico como los análisis de sangre, los chequeos ginecológicos, las mamografías, los chequeos urológicos, las colonoscopias, entre otras pruebas diagnósticas, es un factor clave para la detección temprana del cáncer”, señala Navarro.


Mejor momento para revisarse


La edad es otro factor de riesgo fundamental para la aparición de tumores. “La frontera de edad para realizarnos una revisión oncológica ha ido evolucionando con el tiempo”, apunta Navarro. “Mientras que hace veinte años la población generalmente empezaba a revisarse a partir de los 50 e incluso 60 años, actualmente la edad media recomendada se sitúa en torno a los 40 y 45 años”, añade.


A partir de los 45 años, las personas tenemos más posibilidades de desarrollar según qué tipos de cáncer, siendo el cáncer colorrectal el más diagnosticado en ambos sexos.


El diagnóstico precoz más efectivo frente al cáncer asintomático


“Las personas con antecedentes familiares de cáncer o patologías secundarias de riesgo deberían realizarse prácticamente de forma obligatoria un chequeo oncológico”, afirma Navarro. “En este grupo incluimos también a fumadores o exfumadores, personas con posibilidad de desarrollar enfermedades biliopancreáticas o que padecen de obesidad, entre otros elementos de riesgo”, puntualiza.


Los pólipos o tumores benignos, a diferencia de los tumores malignos, no son cáncer


Este tipo de tumores no aumentan su tamaño de forma desproporcionada; tampoco invaden otros tejidos cercanos ni provocan metástasis a órganos distantes. De manera que, en términos generales, no se consideran una amenaza grave para la salud.


No obstante, hay ciertos tipos de neoplasias benignas que, aunque carecen de características agresivas e invasivas, pueden ocasionar graves complicaciones.


“Algunos pólipos pueden formar una masa y presionar órganos importantes, así como comprimir ramificaciones vasculares y nerviosas, por lo que se recomienda extraerlos”, explica Navarro. “Extrayendo los tumores benignos nos aseguramos de que el paciente obtenga un 100% de posibilidades de no desarrollar un cáncer”, afirma.


El chequeo oncológico permite pronosticar si en un futuro próximo una persona tendrá cáncer


“El Chequeo Onco Full Body nos permite conocer el estado actual de salud del paciente”, aclara Navarro. “Sin embargo, el conjunto de pruebas que realizamos puede llegar a indicarnos si el paciente presenta algún factor de riesgo que le conduzca a desarrollar a corto plazo un posible cáncer”, añade.


El diagnóstico precoz más efectivo frente al cáncer asintomático


Para aquellos más curiosos, os dejamos las pruebas que incluye el Chequeo Onco Full Body:


Recordad que todas las pruebas son coordinadas y tuteladas por un médico internista.


1. Exploración médica completa. El médico recoge todos los datos relevantes del paciente, tales como antecedentes familiares, personales y patologías asociadas, creando un historial médico completo.


2. Estudio cardiopulmonar y ecografía abdominal y renal. En hombres se completa con un estudio vésico-prostático, y en el caso de las mujeres se complementa con una ecografía ginecológica y una mamografía.


3. TAC torácico y colonoscopia virtual. Se realizan mediante el TAC Aquilion One,que por sus características irradia 8 veces menos que los escáners convencionales. Además, la potencia de este TAC permite realizar la exploración sin la administración de contraste endovenoso.


4. Resonancia magnética. Gracias a su potencial nos permite estudiar cráneo, tórax y abdomen en un solo estudio.


El cáncer no avisa. Pero sí está en nuestras manos anticiparnos a él. Muestra de ello son los programas de detección precoz, como es el caso del Chequeo Oncológico. Una revisión general pero, al mismo tiempo, muy específica con el objetivo reducir el riesgo de sufrir cáncer, Sin duda, un método que ha conseguido mejorar el pronóstico de la enfermedad y acelerar el proceso del tratamiento.


Y recuerda, un diagnóstico a tiempo es la mejor medicina. ¡No esperes al último momento para revisarte!


Comentarios