Hablamos de tu salud

La mirada del experto

Prótesis de tobillo para el tratamiento de los casos más severos de artrosis

Octubre 29, 2018

Las prótesis articulares se han usado para el tratamiento de las artrosis severas como la cadera, la rodilla y el hombro con gran éxito. La aplicación de esta técnica para el tratamiento de la artrosis de tobillo es una opción muy novedosa que proporciona una mejora del dolor derivado de la artrosis y que preserva la movilidad de la articulación.

El Dr. Manel Ballester, responsable de las Unidades de Traumatología y Urgencias de Creu Blanca, nos explica qué es la artrosis de tobillo y en qué consiste esta aplicación poco frecuente en el campo de la traumatología que ya está practicando como cirujano de Creu Blanca.

Artrosis del tobillo

La articulación del tobillo es muy importante para poder caminar correctamente. Sin embargo, el tobillo debe soportar el peso de todo el cuerpo con una superficie articular reducida. Con la ayuda de múltiples ligamentos, el tobillo logra la estabilidad y a la vez la movilidad y la adaptación en un terreno irregular.

La artrosis del tobillo es el desgaste que se produce en el cartílago de la articulación. Este desgaste produce dolor y pérdida de movilidad.

El diagnóstico de la artrosis de tobillo se realiza principalmente mediante una radiografía o un TAC que permiten valorar el desgaste en la zona de la articulación de tobillo.

Causas principales de artrosis del tobillo

El desgaste del cartílago de la articulación del tobillo se produce principalmente después de traumatismos en la articulación que pueden afectar el tobillo. Las principales causas de artrosis del tobillo son un post-traumatismo o una fractura de tobillo, de pilón tibial o de astrágalo.

Existen otras causas que pueden originar artrosis de tobillo

  • La inestabilidad de tobillo es otra de las causas de artrosis del tobillo. Los continuos microtraumatismos del tobillo en una articulación inestable generan con el tiempo un desgaste de la zona de la articulación.

  • La deformidad del tobillo en varo o en valgo a raíz de una deformidad del pie como pie cavo o pie plano también puede originar una artrosis del tobillo, sobretodo en casos severos.

  • Por último, ciertas enfermedades sistémicas como la artritis reumatoide o la psoriasis pueden generar una lesión de la articulación que evolucione a una artrosis del tobillo.

También se ha de tener en cuenta que en ocasiones no se encuentra una causa que produzca la artrosis del tobillo. En estos casos estaríamos frente a una artrosis primaria.

Nuevos tratamientos para la artrosis de tobillo

Las prótesis articulares tiene dos objetivos: la mejora del dolor derivado de la artrosis y la preservación de la movilidad de la misma articulación. La prótesis de tobillo es una muy buena opción de tratamiento en el caso de artrosis severa de la articulación.

Actualmente también hay otros tratamientos novedosos para la artrosis de tobillo como los tratamientos biológicos mediante infiltraciones de ácido hialurónico, factores de crecimiento o células madre.

En Creu Blanca realizamos los dos tratamientos más avanzados para la artrosis de tobillo, lo que puede dar esperanza a las personas con este tipo de problema.

Casos en los que se aconseja la prótesis de tobillo para el tratamiento de la artrosis de tobillo

Las artrosis severas de tobillo en personas con un tobillo alineado no muy deformado son candidatas para una cirugía de prótesis de tobillo. La edad del paciente es una variable a tener muy en cuenta, ya que lo ideal es colocar la prótesis en personas de más de 50 o 60 años.

Los pacientes jóvenes pueden optar por un tratamiento mediante prótesis de tobillo, pero han de conocer los problemas y la posibilidad de nuevas cirugías en el futuro. En estos casos se aconseja más una artrodesis de tobillo.

Colocación de una prótesis de tobillo para la artrosis de tobillo

La cirugía de prótesis de tobillo se realiza mediante una incisión en la zona anterior del tobillo, realizando unos cortes en la zona de la tibia y del astrágalo para posteriormente colocar los implante protésicos en tibiales y talares.

Se recomienda un periodo de unas 2 o 3 semanas sin realizar carga de la pierna y posteriormente empezar con una carga asistida. A las 2 semanas se inicia la movilidad del tobillo. También a las 2 semanas se coloca una ortesis tipo walker y se inicia la carga con el walker.

Comentarios