Hablamos de tu salud

La mirada del experto

Patologías lumbares más comunes

Agosto 20, 2018

Las patologías de columna lumbar son aquellas que presentan un síntoma común: dolor lumbar, acompañado o no, de dolor a lo largo de un trayecto nervioso en extremidades inferiores, conocido como ciática. La lumbalgia es la primera causa de incapacidad laboral en la población activa menor de 45 años. Sin embargo, los datos nos muestran que entre un 80 y un 90% de los pacientes con dolor lumbar no complicado, mejora entes de un mes.

El origen de este tipo de patologías, se explica por su carácter degenerativo: el desgaste o deterioro de alguna de las cinco unidades que a modo de articulaciones forman la columna lumbar (cinco vértebras, cinco discos y las facetas posteriores que las unen). Si además, este “desgaste vertebral” afecta el canal por donde discurren las raíces nerviosas del interior de la columna, al dolor lumbar se la añadirá la ciática. Cabe decir que cuanto más avanzado sea el proceso degenerativo lumbar más probable es que venga acompañado de ciática.

El Dr. Daniel Romero Esmerats, de la Unidad de Raquis de Creu Blanca, nos explica los dos grupos principales de patologías de la columna lumbar:

Discopatía lumbar

El disco, tanto por factores genéticos como ambientales puede desgastarse y causar discopatía. Esto viene provocado por un pinzamiento de los elementos posteriores de la espalda que causan el dolor lumbar. El dolor suele aumentar con la actividad y se exarceba al realizar flexión. También se pueden presentar crisis de dolor agudo.

Para diagnosticar la discopatía es necesaria una exploración meticulosa y la realización de radiografías simples y funcionales así como pruebas de resonancia magnética para confirmar la sospecha. Las radiografías funcionales (realizadas en máxima flexión y extensión) servirán para comprobar si la pérdida de altura discal es estable o inestable. La resonancia magnética mostrará el grado de deshidratación discal (responsable del pinzamiento) así como posibles comprensiones de las estructuras nerviosas.

La mejor manera de tratar la discopatía es mediante rehabilitación, medicación de apoyo, pérdida de peso en caso necesario, faja lumbar o actividad física moderada según el diagnóstico de cada paciente. El tratamiento tiene por objetivo el de evitar crisis agudas y que la situación de cronicidad sea perfectamente tolerable afectando lo menos posible la calidad de vida. La cirugía sólo se considerará a partir de los 6 meses a 1 año de dolor lumbar persistente, en el que hayan fracasado los tratamientos conservadores.

Hernia discal lumbar

La hernia discal se produce cuando sale un fragmento de tejido discal que puede comprimir estructuras nerviosas. El desgarro degenerativo de las estructuras circundantes de la columna es la causa más habitual. No se sabe muy bien por qué sucede esto pero se atribuye a una cierta predisposición genética.

La sintomatología principal es el dolor lumbar agudo que bloquea la columna. Es frecuente que el paciente se encuentre doblado hacia delante realizando cualquier actividad y al intentar incorporarse sienta un dolor lumbar que lo deja “clavado”. Al cabo de poco, el dolor suele irradiarse a una de las extremidades provocando ciática. El dolor suele aumentar al toser, estornudar, permanecer quieto de pie o al sentarse.

El diagnóstico constará de una exploración médica, un TAC y una resonancia magnética para definir el tipo, el tamaño y situación de la hernia. Además se hará una radiografía para descartar otras lesiones asociadas y una electromiografía para ver el grado de lesión que la hernia discal ha producido a la raíz nerviosa. El tratamiento constará de reposo en la fase más aguda y medicación analgésica – antiinflamatoria.

Comentarios