Hablamos de tu salud

La mirada del experto

Cómo el mindfulness puede ayudar a pacientes de patologías pulmonares crónicas a sobrellevar la enfermedad.

Mayo 25, 2018

Esta técnica, procedente de la medicina oriental, se basa en la práctica de la meditación como terapia para calmar la ansiedad y el malestar que puede generar una enfermedad. Esto, combinado con un tratamiento de medicina tradicional, ayuda a muchos pacientes a afrontar su dolencia de manera más positiva y a mejorar su calidad de vida.

Cuando no nos encontramos bien a causa de una enfermedad, tendemos a entrar en un estado de ansiedad y depresión. En consecuencia, lo primero que se ve afectado es nuestra calidad de vida. Esto hace que afrontemos nuestra condición de una manera negativa: entramos en un círculo mental “catastrofista” en el que lo vemos todo negro. Gracias a la técnica del mindfulness, los pacientes pueden ver la vida con otros ojos. A través de la respiración controlada y la práctica de la meditación, esta técnica nos enseña a centrarnos en el momento presente, para afrontar las crisis y los síntomas de la enfermedad.

Mindfulness aplicado a la medicina

El Dr. Jordi Roig, especialista en neumología de la Clínica Creu Blanca, recomienda muchas veces esta práctica a sus pacientes de Enfermedad Pulmonar de Obstrucción Crónica. Esta enfermedad, provocada en el 90% de los casos por el tabaco, se manifiesta en forma de tos intensa, sensación de falta de aire o presión en el pecho, síntomas que condicionan el día a día de los pacientes que la sufren. La combinación de la medicina tradicional con técnicas de medicina oriental como el mindfulness, permite abordar la enfermedad desde el punto de vista tanto físico como psicológico.

“Hay pacientes con capacidad pulmonar muy baja que hacen vida normal y que sufren menos los síntomas. Hay otros en cambio, que con déficits moderados e incluso ligeros viven la enfermedad de manera muy negativa. La calidad de vida dependerá del nivel de positividad con el que afronten su condición”.

El valor terapéutico del mindfulness

Esta técnica fue desarrollada en Harvard, Universidad de Massachussets, por Jon Kabat-Zinn, uno de los pioneros de las investigaciones médicas sobre las interacciones entre la mente y el cuerpo.

Una de sus bases es la respiración controlada y pausada. Sin embargo, se deberá buscar la técnica más adecuada a las condiciones físicas del paciente. Por ejemplo, para los pacientes con dificultades respiratorias, será más adecuada una terapia en la que se centren en los latidos del corazón. Según el Dr. Roig, “El mindfulness te enseña a fluir para que te centres en el momento presente, y a pesar del dolor físico que puedas sentir en ese momento, consigas disfrutar de los pequeños placeres de la vida como por ejemplo ver una puesta de sol.”

En cualquier caso, esta terapia siempre deberá ir acompañada de un tratamiento clínico con medicación, cuando se requiera. A pesar de que cientos de investigaciones confirman el valor terapéutico del mindfulness, esta terapia no revierte el diagnóstico clínico del paciente si no que mejora su calidad de vida.

Comentarios