Hablamos de tu salud

La mirada del experto

Alopecia y tipos: cicatrizales y no cicatrizales

Noviembre 26, 2018

La alopecia es la perdida anormal del cabello, es decir, cuando una persona pierde más de 100 cabellos diarios. Molestias en el cuero cabelludo en forma de enrojecimiento o picores, encontrar con frecuencia muchos pelos en la almohada o debilidad del cabello en determinadas partes de la cabeza son solo algunos de los síntomas que nos pueden alertar de que algo no va bien.

La explicación médica es la siguiente: el ser humano posee entre 100.000 y 150.000 cabellos, de los cuales aproximadamente el 13% están en fase telógena, el 1% en catágena y el 86% en anágena. Estas tres fases se corresponden a las del ciclo del cabello. Según la Dra. Dolores Iñiguez, dermatóloga de Clínica Creu Blanca, cualquier alteración que provoque un aumento del número de cabellos en fase telógena o una disminución de los que están en fase anágena, provocará una caída elevada de cabellos o dará lugar a alopecias.

La alopecia es algo de gran transcendencia social y médica, y ha sido estudiada exhaustivamente. Las causas de las alopecias pueden ser múltiples y de diverso origen. Las razones pueden ir desde el envejecimiento, hasta el estrés, una alimentación desequilibrada o factores externos como el uso excesivo de champú, secador tracciones de pelo, hasta enfermedades sistémicas.

Estos y otros factores pueden provocar diferentes tipos de alopecias:

Alopecia no cicatrizal

Son muy comunes y se pueden curar por medio de tratamientos. Existen varios tipos:

  • Alopecia androgenética: es la pérdida de pelo a causa de factores genéticos. Es la más común en nuestra sociedad y por lo general afecta más a los hombres que a las mujeres. Se trata de un proceso normal inducido por la acción de los andrógenos sobre los folículos genéticamente predispuestos. Esto sucede porque se da una producción excesiva de androgénicos responsables de la producción de seborrea y de la caída del cabello. La edad de aparición puede ser muy variable tanto en el hombre como en la mujer pudiendo iniciarse en cualquier momento a partir de la pubertad. Cuanto más precoz sea el período de comienzo, más intensa será la calvicie. En las mujeres comienza más tarde y casi nunca llega a ser tan acusada como en los hombres. La influencia genética es evidente y aceptada y la herencia no está totalmente determinada. El factor hormonal es determinante en la aparición de la calvicie común sobre todo en la persona predispuesta. Este tipo de alopecia se caracteriza por el progresivo remplazo de pelo terminal en pelos cada vez más finos hasta convertirse en vello apenas perceptible.

  • Alopecia areata. Frecuente tanto en niños como adultos. Es la périda de pelo en forma de placas bien delimitadas cuya principal causa es el estrés.

  • Alopecia por agentes externos. Como consecuencia de secadores, peines, aplicación de productos cosméticos inadecuados o tintes. Todo ello provoca una ruptura del cabello. También puede ser causa de tricotilomania, una forma auto provocada de alopecia por tracción, que afecta a niños y adultos con trastornos emocionales.

  • Alopecia difusa. Es una caída difusa y generalizada del pelo en pocas semanas. Puede aparecer por enfermedades, cambios hormonales o los efectos secundarios de algunos medicamentos. La vitamina A en grandes dosis puede producir alopecia. Por lo general, este tipo de alopecia suele desaparecer en los meses siguientes a la suspensión del fármaco.

Alopecia cicatrizal

En la alopecia cicatrizal se produce una destrucción de los folículos pilosos que se atrofian y son substituidos por cicatriz. En este caso la pérdida del cabello es irreversible. Puede aparecer por una afección inflamatoria crónica o provocada por un agente infeccioso, químico o físico (por ejemplo las alopecias post-radiaciones) también puede ser consecuencia de una enfermedad sistémica de origen inmunitario.

Tratamientos para las alopecias

Si la pérdida de cabello no es grave, el pelo en unos meses vuelve a crecer sin necesidad de tratamiento. Como hemos visto existen diversos tipos de alopecias y cada una requiere un tratamiento específico. El método más conveniente será el que recomiende el médico después de conocer y analizar el tipo de alopecia en particular. A grandes rasgos, existen éstos dos grupos de tratamientos:

A. Tratamiento médico.

  1. Estimulantes de la circulación capilar vía local
  2. Sustancias nutritivas del pelo

B. Tratamiento quirúrgico.

  1. Micro injertos de pelo de otras partes del cuerpo.

Comentarios