ESP | CAT

Hablamos de tu Salud

La mirada del experto

6 de cada 10 confiesan a sus animales de compañía cosas que no cuentan a nadie más.

Julio 13, 2020

Dormir al lado de la mascota reduce el estrés, uno de los principales desencadenantes de patologías cardíacas y trastornos mentales.


Las mascotas tienen un papel importante en la vida de las personas. El amor entre animales de compañía y seres humanos es recíproco; por esta razón, ambos nos elegimos para compartir nuestras vidas. Son un integrante más de la familia y, en muchos casos, los más queridos de la casa. Su fiel compañía, su alegría y su amor desinteresado son algunas de las cualidades que vemos reflejadas en ellos, y que también desearíamos encontrar en las personas de nuestro alrededor.

El 76% de los animales de compañía reciben mínimo un beso al día. Los animales abandonados son, especialmente, receptivos a las caricias y el cariño de las personas que los adoptan.



En la infancia, la mascota se convierte en nuestra mejor compañera de juegos y nos enseña a tratar a los demás con cariño y respeto. En la adolescencia, nos permite asumir responsabilidades y encargarnos del bienestar ajeno. Mientras que en la edad adulta, y especialmente en la ancianidad, un animal de compañía nos ayuda a fomentar la unión familiar, a superar los momentos de soledad y a sentirnos útiles.


10 Beneficios de estrechar vínculo entre los animales de compañía y las personas


Mónica Hurtado, Psicóloga de Creu Blanca, en primer lugar, nos señala la importancia de saber diferenciar entre tener un animal y tener una mascota. “Muchas personas, amantes de los animales, pueden llegar a coleccionarlos. Pero el que tiene una mascota, normalmente perros, gatos o pequeños mamíferos como conejos, crea un vínculo tan potente con ella que la consideran un miembro más de la familia”, señala Hurtado. Cada mascota es diferente y tiene un carácter propio, como también ocurre con las personas.


Ahora sí, ¡los beneficios!


1. Amor incondicional


Los animales de compañía nos aman de forma desinteresada, con todas nuestras virtudes y defectos. Paradójicamente, son un claro reflejo del amor más humano, libre de prejuicios, fiel y leal ante cualquier circunstancia. Sin duda, un amor que nos convierte en mejores personas.



2. Relación bidireccional


Los cuidamos y nos cuidan. Nuestras mascotas nos enseñan la importancia de mantener una relación sana y equilibrada, basada en dar y recibir. Ellos nunca nos dicen que nos quieren, sino que nos lo demuestran. Por lo que nuestro deber también es devolverles ese cariño.

La antrozoología es la ciencia que estudia las interacciones entre los seres humanos y los animales.



3. Empatía


Son expertos en detectar nuestro estado de ánimo y se adaptan a cualquier situación. En los momentos más difíciles, ellos nos enseñan que basta con permanecer en silencio y ofrecer compañía. Mientras que en los momentos felices nos demuestran la importancia de compartir nuestros logros, así como alegrarnos por el éxito de los demás.



4. Grandes confidentes


Nos aceptan tal y como somos, sin juzgarnos, regañarnos o acusarnos. Esta es la razón por la cual muchos dueños hablan a sus mascotas y les expresan sus sentimientos. En muchos casos, ellos saben muchas más cosas de nosotros que cualquier otra persona de nuestro entorno.


¿Sabías que 6 de cada 10 personas les confiesan a sus animales de compañía cosas que no cuentan a nadie más?



5. Autoestima


Nuestra mascota está preparada para acompañarnos en cualquier etapa de nuestra vida. El tiempo que dedicamos a atender sus necesidades nos hace sentirnos útiles. Cuidarlos nos motiva y hace sentirnos más seguros de nosotros mismos. Todo ello contribuye a potenciar nuestra autoestima.

En el momento de la pérdida de nuestro compañero animal también habrá que trabajar las emociones para afrontar el duelo y no perder el autoestima. “Hay que normalizar las emociones que la muerte de nuestra mascota nos genera, y reivindicar el derecho a estar mal, tristes y en duelo. Algunos creen que se está humanizando la figura del animal, otros simplemente carecen de empatía debido a que: o no han tenido nunca ninguna mascota o no les gustan los animales”, explica Hurtado.



6. Espontaneidad


Nos sorprenden con la forma en que nos reciben al llegar a casa y nos hacen reír con sus movimientos mientras juegan. Son una fuente inagotable de alegría y compañía.



7. Sentido de la responsabilidad


Nos ayudan a crear hábitos y a establecer una rutina. El hecho de cuidarlos y considerarlos un miembro más de la familia, exige una buena organización y cooperación. Las mascotas, por ejemplo, sirven de entrenamiento a la parejas jóvenes para afrontar responsabilidades familiares futuras.

“Cuando nuestra mascota desaparece de nuestras vidas nuestra normalidad más presente cambia. Perdemos esa serie de hábitos que habíamos creado, como los cuidados y paseos diarios,” señala Hurtado. Si nos encontramos ante esta situación, lejos de abandonarnos, “debemos afrontar la pérdida lo mejor posible y modificar o readaptar esas rutinas a la nueva realidad”, añade.



8. Vida más activa


Contar con un animal de compañía favorece que nos mantengamos más activos. Es por ello que son los compañeros perfectos para el desarrollo del sistema psicolocomotor, sin importar la edad que tengamos.



9. Mente sana


Son grandes observadores y tienen la capacidad innata de transmitirnos la calma con la que ven pasar la vida a través de la ventana. Nos permiten detenernos y aprender a valorar los pequeños momentos de la vida.

Está demostrado científicamente que las vibraciones del ronroneo de los gatos tiene múltiples propiedades terapéuticas para la salud de las personas (1).



10. Prevenir enfermedades


Los animales de compañía tienden a alejarnos del estrés, que actualmente es uno de los principales desencadenantes de patologías. Acariciar a nuestras mascotas baja los niveles de cortisol y reduce la frecuencia cardíaca.

El 50% de los dueños de perros confiesa que duerme con él (2). Este hábito favorece la salud de las personas siempre que se mantengan al día la higiene y las revisiones veterinarias del animal. La limpieza de las sábanas también es un aspecto esencial para evitar la transmisión de alergias y el polvo proveniente del pelo animal.



Mascotas y verano: una perfecta combinación


Son muchas las personas que durante los meses de confinamiento han compartido la mayor parte del tiempo con sus animales de compañía. Ellos se han acostumbrado a nuestra presencia, y viceversa. Es por ello que las vacaciones de verano se presentan como una nueva oportunidad para estrechar, más si cabe, el vínculo con ellos.


A base de sencillas recomendaciones podemos disfrutar de un verano con nuestras mascotas sin correr riesgos:


Escucharles. Ellos nos escuchan todo el tiempo, ahora nos toca prestarles la atención que merecen. Cuando un animal cambia de entorno tiende, en muchas ocasiones, a comportarse de forma diferente. Es importante estar atentos en el caso de los perros, a sus ladridos, y en el caso de los gatos, a sus ronroneos, y en otros animales a su forma de expresarnos lo que sienten.

Fortalecer su organismo. Los baños con agua de mar ayudan a mejorar el estado de la dermis de nuestras mascotas, a diferencia del agua con cloro. Los perros, por ejemplo, pueden convertirse en nuestros mejores compañeros de baño, siempre asegurándonos de que sean bienvenidos en las playas. El poder cicatrizante y antiséptico del agua salada los protege de agentes patógenos y cura las pequeñas heridas que puedan tener.

Darles libertad. Siempre bajo vigilancia, es recomendable quitarles el arnés para que realicen ejercicio físico. Los paseos en horas baja de sol les permitirán respirar mejor y fijar la vista en largas distancias, aumentando la sensación de libertad del animal. Sin olvidarnos de hidratarlos y nutrirlos durante y después de la actividad que decidamos realizar.

Crear su espacio. Es imprescindible destinar un rincón de la casa o lugar donde vayamos a veranear a nuestras mascotas. Desde colocarles sus juguetes hasta los cojines y colchón donde van a dormir. Su equipaje resulta tan indispensable como el nuestro a la hora de planificar nuestras vacaciones.



La decisión de adoptar un animal de compañía requiere un proceso de reflexión. Además de las responsabilidades que implica el cuidado de nuestra mascota, somos responsables de tratarla como un miembro más de la familia. Si cumplimos con estas 2 premisas básicas nuestro compañero animal nos lo agradecerá de por vida.

Y tú, ¿qué es lo que te mantiene unido con tu compañero animal?


Referencias


(1) Study of the School of Veterinary Medicine at the University of California https://www.scientificamerican.com/article/why-do-cats-purr/

(2) Estudio realizado por la revista Pop Sugar https://www.msn.com/en-us/health/wellness/sharing-the-bed-with-your-dog-has-pros-and-cons-vets-explain-what-you-need-to-know/ar-BB14r6ze


Comentarios