Hablamos de tu salud

Tecnología

Ventajas del robot ARTEMIS para el diagnóstico del cáncer de próstata

Junio 03, 2018

Esta técnica mínimamente invasiva facilita el acceso a la próstata y aporta precisión en la localización de lesiones de este órgano.

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más común en hombres. De hecho 1 de cada 3 padecerá cáncer de próstata alguna vez en su vida. Sin embargo, existen dos tipos de cáncer de próstata y es fundamental su distinción. La primera es una forma indolente, que no pone en riesgo la vida del paciente. Su tratamiento muchas veces es incluso innecesario y de realizarse podría eventualmente tener consecuencias importantes en la calidad de vida del paciente como la impotencia sexual y la incontinencia. La segunda es una forma agresiva que requiere tratamiento, ya que puede comprometer la vida del paciente. En Creu Blanca hemos querido avanzar en la precisión del diagnóstico, posterior seguimiento y mejora de la calidad de vida de los pacientes con este tipo de cáncer.

El robot ARTEMIS, único sistema robótico en España para hacer biopsias de próstata, se compone de dos partes: un ecógrafo con software especializado en patologías prostáticas que fusiona en tiempo real las imágenes de ecografía con las de resonancia magnética, y un brazo robótico que permite llegar con precisión milimétrica al foco de la lesión.

Las complejidades del diagnóstico del cáncer de próstata

El despistaje del cáncer de próstata se realiza mediante dos parámetros: el tacto rectal y un análisis de sangre con marcadores tumorales, conocido como PSA. Sin embargo, ambos parámetros presentan limitaciones. Por una parte, el tacto rectal es poco sensible y omite la detección de un alto porcentaje de tumores, y por otra el valor del PSA puede resultar normal en tumores agresivos, y elevado en patologías de próstata benignas. Cuando el urólogo detecta un nódulo sospechoso en el tacto rectal y/o encuentra un alto valor de PSA, indica una biopsia de próstata para intentar corroborar el diagnóstico.

Biopsia prostática convencional (a “ciegas”)

Se desconoce dónde está el nódulo sospechoso de cáncer. La biopsia “convencional” normalmente se realiza bajo guía ecográfica. La ecografía es una técnica que no visualiza usualmente el cáncer de próstata y sólo se utiliza para dirigir la aguja de la biopsia. Se realizan de modo aleatorio 10-12 disparos, en diferentes zonas de próstata. Según el tamaño y la localización del tumor, la aguja puede pasar por alto un cáncer agresivo y/o contrariamente detectar un cáncer indolente lo que en ocasiones conlleva sobretratamientos. El porcentaje de falsos negativos puede llegar a ser de un 30%. Sin embargo, si hay otros parámetros que indican la presencia de un tumor (como un PSA elevado), será necesaria la repetición de la biopsia, con la incomodidad que supone para el paciente y el aumento del riesgo de sangrado e infecciones.

Ventajas de la biopsia prostática robótica por fusión Eco-RMN

La incorporación de la robótica de última generación en el diagnóstico del cáncer de próstata nos permite ser precisos tanto en la localización del tumor como en la realización de la biopsia. De esta manera evitamos la repetición innecesaria del procedimiento y el riesgo de complicaciones que pueden afectar a la calidad de vida del paciente.

La Resonancia Magnética Nuclear es la técnica por imagen que mejor visualiza el cáncer prostático agresivo. Para conseguir un diagnóstico definitivo en una sola intervención, la biopsia prostática robótica por fusión Eco-RMN fusiona las imágenes de la Resonancia Magnética Nuclear (donde se visualiza el nódulo sospechoso) con las de ecografía específica para próstata (que se utiliza para realizar la biopsia). Tras escanear la zona, el brazo robótico dirigido por un equipo de urología y radiología planifica los puntos donde realizar los pinchazos para extraer el tejido sospechoso de lesión. Gracias al software avanzado de Artemis, toda la intervención queda registrada para referencia futura, planificación del tratamiento y posterior seguimiento.

Como único sistema robótico en España, Artemis se puede configurar tanto para biopsias realizadas por el recto como por la zona transperineal, pudiendo llegar a zonas muy anteriores a la próstata, lo que nos permite acceder aún con más facilidad a este órgano. De este modo es posible realizar biopsia “a la carta”, eligiendo la mejor técnica un función de la localización del tumor. En los Centros Creu Blanca estos procedimientos se efectúan en quirófanos bajo la supervisión de un equipo interdisciplinario, altamente especializado, conformado por el urólogo, el uro-radiólogo y el equipo de anestesia.

Comentarios