ESP | CAT

Hablamos de tu Salud

Nutrición

10 alimentos de temporada con sabor a verano

Julio 05, 2020

El 20% de la ingesta diaria de agua debe proceder de alimentos sólidos. El verano nos brinda la oportunidad de consumirlos en sus versiones más refrescantes: cremas frías, batidos y gazpachos.


La cesta de la compra de los meses de verano es un verdadero festival. La huerta se llena de frutas, verduras y hortalizas idóneas para nutrir e hidratar el organismo, algo esencial para combatir la fatiga que provocan las altas temperaturas propias de esta época.

A continuación, os mostramos con detalle cuáles son los alimentos que forman parte de las recetas de verano y qué propiedades nos aportan. Además, os damos las claves para darles el mejor uso en la cocina.


Frutas


La subida de las temperaturas es una de las mejores aliadas para los amantes de la fruta. Las texturas, los tamaños y los sabores se multiplican en los mercados.


1. Melocotón: símbolo de longevidad



Propiedades


Su elevado contenido en agua (87%) lo convierte en una fruta con múltiples propiedades diuréticas, antioxidantes y digestivas. Los expertos lo recomiendan para reducir el riesgo de hipertensión arterial, aliviar los síntomas del estreñimiento crónico y adelgazar.

Dos piezas de melocotón, lo equivalente a 250-300 gramos, cubre el aporte diario necesario de vitamina C, vitamina E, vitamina A y potasio.


Cómo consumirlo


Del melocotón se puede sacar mucho provecho de la pulpa y la piel, donde se concentran la mayoría de nutrientes. Es preferible integrarlo en nuestros platos en crudo, como ingrediente para macedonias, o bien en forma de orejones, como ‘topping’ en un bol de yogur con cereales.


  • ¿Es saludable el melocotón en almíbar?

Las conservas en almíbar presentan una cantidad menor de vitaminas y minerales y, además, nos aportan más calorías. El jugo que las conserva es un jarabe de agua y azúcar al que le añaden conservantes y colorantes. De forma que es mejor consumir el melocotón en su estado natural.



2. Breva: fuente de energía



Propiedades


Su dulce sabor integra vitaminas B, C, D, calcio, hierro y magnesio.

Son una fuente de energía para hacer frente a problemas de anemia y convalecencia. Las brevas contribuyen a acelerar el proceso de recuperación y tratamiento en personas con enfermedades del corazón. Además, son un aliado idóneo para prevenir infecciones vulvovaginales por hongos tan comunes en verano, como la candidiasis vaginal. (link entrevista Ginecóloga).


Cómo consumirla


Lo más común sería consumirlas frescas o secas. Para los amantes de esta fruta, la leche de higos actúa como expectorante ante procesos gripales, catarros y bronquitis. Para prepararla solo basta con dejar hervir la breva un par de minutos en leche. ¡También podemos consumirla en frío! Como opción para nuestros desayunos.

¿Sabías que las brevas secas nos aportan hasta 180 mg de calcio, en comparación con las frescas, que presentan unos 54 mg?


3. Melón: el más ligero



Propiedades


El melón es un clásico del verano. Cuenta con un elevado porcentaje de agua, un 85% aproximadamente. El agua se mezcla con la fibra y el potasio, con propiedades diuréticas, así como con las vitaminas C y B9, que actúan como antioxidantes para fortalecer el sistema inmunitario.


Cómo consumirlo


Como aperitivo, postre o plato principal, el melón ha evolucionado en múltiples versiones: brochetas, cremas, sorbetes, mermeladas, etc. Siempre en crudo y, si es posible, consumirlo solo, para facilitar la digestión. Acompañarlo con un vaso de agua aumenta su efecto laxante, por lo que debemos evitar esta combinación.


* ¿Las semillas del melón son buenas?


Las semillas del melón son un ingrediente que, por raro que pueda parecer, nos aporta muchos nutrientes. Podemos dejarlas secar al sol o tostarlas en el horno y añadirlas a nuestras ensaladas.


4. Sandía: la más refrescante



Propiedades


La sandía es el remedio perfecto para saciar la sed en los meses de verano. Contiene todavía más agua que el melón, alrededor del 92% de su peso es líquido. Es rica en vitaminas A, E y B y presenta un interesante porcentaje de calcio, hierro, magnesio y potasio. Todo estos nutrientes le proporcionan un poder antiinflamatorio, ideal para adelgazar, tratar la diabetes o reducir la tensión arterial.


Cómo consumirla


Igual que ocurre con el melón, la sandía está presente en la cocina en forma de gazpachos, macedonias, mermeladas o ensaladas. Combina a la perfección con el tomate, como opción de entrante, o aliñado con lima y pimienta, como opción de postre.


5. Pera de San Juan: aliada de las mujeres



Propiedades


En la época estival las peras de San Juan, conocidas por su reducido tamaño, son una de las variedades de pera más demandadas.

Rica en hidratos de carbono, la pera es una de las frutas que mejor toleran las personas diabéticas. Aporta vitaminas C y E así como ácido fólico, que contribuye a regenerar las células de nuestro cuerpo. El ácido fólico, en particular, proviene de la vitamina B y es importante para las mujeres en fase fértil y embarazadas.


consumirla


Las peras de San Juan son grandes amigas para los amantes de las frutas bañadas en chocolate. Y, si además las rebozamos en frutos secos, se convierten en un postre exquisito. En ensaladas, brochetas o asadas, conviene aliñarlas con alguna especia para potenciar su sabor, como por ejemplo con canela, jengibre o menta.


Verduras y hortalizas


En la mesa de verano no puede faltar una buena ensalada, un salmorejo o un gazpacho a base de productos frescos. Los aliños a base de hierbas frescas y aceite de oliva virgen extra ayudan a potenciar su sabor.


6. Tomate: protector contra enfermedades



Propiedades


Al tomate se le asocian un sinfín de beneficios para la salud. Contienen licopeno, un antioxidante para prevenir enfermedades óseas en mujeres después de la menopausia. Rico en potasio, fósforo y magnesio, contribuye a reducir el riesgo de padecer alzhéimer, diabetes, sordera y problemas oculares, entre otras patologías asociadas a la edad.


Cómo consumirlo


Es mejor mantenerlos fuera del frigorífico, a temperatura ambiente y protegidos de la luz. Aliñados con una vinagreta conseguiremos potenciar su sabor, mientras que si los combinamos con pimiento, pepino o aguacate lograremos realzar su carácter refrescante.


7. Pimiento: fuente de vitamina C



Propiedades


El pimiento apenas nos aporta calorías pero es un ingrediente realmente saciante, debido a su significativa concentración en vitamina E, agua, micronutrientes y fibra. Una ración de 100 gramos de pimiento rojo o verde nos aporta la dosis diaria necesaria de betacaroteno y vitamina C, ambas con un elevado poder antioxidante. Los expertos en nutrición le atribuyen propiedades que contribuyen a prevenir el cáncer de colon.


Cómo consumirla


Asados, en crudo o guisados, los pimientos son un ingrediente básico en muchas de nuestras recetas. Aportan sabor y textura a platos como la sanfaina, el gazpacho o el pisto.


8. Pepino: remedio contra la celulitis



Propiedades


Los pepinos son depurativos y digestivos. Esta hortaliza representa un remedio eficaz contra la celulitis, debido a su elevado porcentaje de agua. A diferencia de otros alimentos, el pepino contiene cobre, que protege nuestro sistema inmunitario.


Cómo consumirlo


Combina a la perfección con salsas elaboradas con yogur o vinagretas. Podemos disfrutarlos en ensaladas, gazpachos o envueltos en tortillas de harina para fajitas.


9. Flor de calabacín: verdadera joya gourmet



Propiedades


La flor de calabacín, como su propio nombre indica, es una flor comestible propia de la época estival. Muchos la consideran un manjar y resulta tan agradable para la vista como para el paladar. Entre sus propiedades destaca su gran aporte vitamínico (vitamina A, B y C) y su poder antioxidante. El agua y fibra de esta flor le atribuyen una importante función diurética y laxante, por lo que se recomiendan en procesos de adelgazamiento.


Cómo consumirla


Al tratarse de un alimento extremadamente ligero, admite todo tipo de rellenos. En su interior se aconseja colocar un buen picadillo así como todo tipo de quesos. Fritas o en tempura fina son una opción sabrosa e irresistible.


10. Lechuga romana: amiga del veganismo



Propiedades


La lechuga romana es una fuente inagotable de hierro, característica que la convierte en un alimento fundamental en la dieta de personas vegetarianas y veganas. Una cabeza de lechuga romana proporciona alrededor de medio litro de agua a nuestro cuerpo, entre un 16% y un 20%, lo que corresponde a la ingesta de agua diaria recomendada procedente de alimentos sólidos (1).


Cómo consumirla


Los rollitos de lechuga romana se presentan como una opción original y nutritiva para desviarnos de la clásica ensalada. Para los amantes de las verduras asadas, este tipo de lechuga es apta para sazonarla con una pizca de pimienta, sal y un aceite de oliva virgen extra.


Ahora que disponemos de más tiempo libre, es importante prestar atención a los alimentos que introducimos en nuestros platos. Aunque a veces cueste de creer, apostar por productos de temporada es un regalo para la salud, el paladar y el bolsillo.

¿Qué frutas y verduras son las futuras protagonistas de tus recetas en verano?


Referencias


(1) Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). http://www.efsa.europa.eu/

Comentarios