ESP | CAT

Hablamos de tu Salud

La mirada del experto

¿Cómo volver a la rutina después del confinamiento?

Mayo 17, 2020

Los hábitos saludables que hemos adquirido durante este periodo de confinamiento nos ayudarán a volver a una relativa “normalidad”.

Esta vuelta a la rutina será distinta a las demás. Lejos de esperar que todo sea como antes, de forma progresiva conseguiremos recuperar el día a día. La pregunta no es tanto cómo empezar de cero la vuelta a la rutina, sino más bien cómo reconquistarla poco a poco.

Si hay algo que nos ha dejado ver la crisis del coronavirus ha sido la importancia de cuidar de nuestra salud física y mental. Diversas formas de divertirnos, mejorar nuestra alimentación y fomentar la actividad física han logrado hacer de la cuarentena una experiencia más llevadera. Y, por supuesto, ¡más sana!

Aunque nos cueste de creer, este tipo de hábitos saludables que hemos adquirido durante este periodo de confinamiento nos ayudarán a volver a lo que consideramos la normalidad.

En este artículo os contamos los beneficios para la salud que nos aporta el proceso de adaptación progresivo a una situación “normalizada”. Además, os daremos algunos consejos para mantener las buenas costumbres que nos ha dejado este periodo de cuarentena, porque, sin duda, ¡han venido para quedarse!

5 pasos para lograr adaptarnos poco a poco

1.Ser más organizados

El nuevo escenario al que nos enfrentamos nos obliga a organizar de nuevo nuestra mente, lo cual conlleva tiempo y energía mental. La organización es un elemento esencial para evitar agobiarnos. Establecer un orden de prioridades en nuestra cabeza nos permite sentir una enorme tranquilidad mental, alejándonos de la inseguridad y la incertidumbre.

Consejos

- Hacer un calendario de trabajo.

Seamos realistas y fijémonos un objetivo por día o por semana, solo uno y que sea realizable. Centrar nuestra atención en una sola cosa nos ayudará a lograr una mayor concentración y ser más productivos, ya sea desde casa o desde la oficina. Poco a poco conseguiremos abarcar más asuntos a la vez.

- Lista de la compra.

Ahora que hemos aprendido a ir al supermercado con menos frecuencia y centrarnos en elaborar platos completos, es recomendable seguir planificando la lista de la compra en función de nuestro menú semanal. De esta forma evitaremos los altibajos nutricionales que conlleva el ajetreo de compaginar nuestra vida personal y laboral.

2.Interiorizar y perfeccionar hábitos

Mantener un orden es la única forma de adquirir unos hábitos saludables, de manera que nos permite interiorizarlos y conservarlos durante un largo periodo de tiempo. En todo proceso de adaptación, a base de repetir una serie de actividades conseguiremos asimilar mejor ciertos conocimientos. En el ámbito de las emociones, esto se traduce en autoconocimiento y aceptación.

Consejos

- Compartir emociones y sensaciones.

Valorar cómo hemos desempeñado cada actividad nueva y cómo nos hemos sentido mientras la estábamos realizando nos ayuda a trabajar la autocrítica. Podemos hacerlo solos o en compañía. Tal y como hemos aprendido durante el confinamiento, enfrentándonos a nuestras emociones aumentan nuestras ganas de perfeccionar, lo cual nos motiva a seguir adelante.

3.Reducir el estrés

Saber que va a suceder en cada momento nos aporta seguridad y nos hace la vida más cómoda. El periodo de adaptación nos da tiempo para ganar confianza, con lo que sentiremos tenerlo todo bajo control y reduciremos nuestro estrés diario.

Consejos

- Cocinar una vez, comer dos.

Darle una segunda vida a nuestros platos nos permitirá organizarnos mejor. Duplicar las raciones de aquellas recetas que se pueden congelar o conservar en nevera nos ayudará a seguir una dieta equilibrada y controlar las cantidades. Y, por supuesto, iremos con menos prisas.

- Practicar la meditación.

Respirar y escucharnos 5 minutos al día reavivará nuestros pensamientos positivos. Esta actividad también podemos compaginarla con sesiones de deporte.

4.Disfrutar de las pequeñas cosas

Un café, un breve paseo con nuestros hijos, un juego en familia, un concierto virtual. Son algunas de las pequeñas cosas que esta cuarentena nos han enseñado el verdadero significado de la felicidad. Por lo que es importante que estos momentos sigan presentes durante la vuelta a la “normalidad”.

Consejos

- Optimizar nuestro tiempo.

Esto nos aleja de perderlo en nimiedades, de manera que también disfrutaremos de más tiempo libre. Acomodarnos de forma escalonada a nuestro día a día nos permitirá ganar tiempo y aprender a valorarlo después de tantos días en casa.

- Tener un hobby.

Es recomendable invertir nuestro tiempo libre en algo que nos distraiga y nos genere valor. Concebir nuestro hobby preferido como una recompensa evitará que caigamos en una rutina agobiante y aburrida.

5.Crecimiento personal

Este proceso de adaptación conlleva un cambio. A veces cuando pensamos en el cambio lo asociamos a algo negativo, sin embargo, este nos da la posibilidad de mejorar en muchos ámbitos de nuestra vida. Además de hacernos más fuertes y mejores personas, nos prepara para ser más flexibles y resolutivos ante circunstancias inesperadas.

Consejo

- Pensar en nuestras mascotas.

Muchas pasarán de estar muy acompañadas a pasar demasiado tiempo solas, por lo que depende de nosotros sacar nuestro lado más solidario y compasivo con ellas. Siempre han estado ahí, por lo que también se merecen que les dediquemos tiempo para que lleguen a adaptarse a esta nueva realidad.

En definitiva, es muy importante tener en cuenta que nuestro entorno ha cambiado y, como consecuencia, nosotros mismos. Convivir con el virus implica ir incorporando rutinas poco a poco, que nos sean prácticas y nos hagan mejores tanto por fuera como por dentro.

Y ahora, ¿qué necesitas poner en orden para superar la vuelta a la rutina con éxito?

Comentarios