Hablamos de tu salud

Salud y consejos

Orzuelos en niños: ¿qué hacer y cómo curarlos?

Noviembre 05, 2018

Pican y duelen, salen cuando menos te lo esperas y suelen ser una de las afecciones más odiadas por mayores y niños. Los orzuelos no son más que una pequeña inflamación rellena de pus que se localiza de forma superficial sobre la raíz de las pestañas.

Pero ¿qué hacer cuando afecta a los más pequeños de la casa? El Dr. Francisco Salvador, especialista en oftalmología pediátrica de Clínica Creu Blanca nos repasa las causas y tratamiento de los orzuelos.

¿A partir de qué edad salen los orzuelos en los niños y por qué?

Los orzuelos pueden aparecer a cualquier edad. Se trata de una infección de una de las glándulas del párpado, llamadas glándulas de Meibomio, que producen una secreción grasa que es parte de la lágrima. Al taparse el orificio de salida de una de estas glándulas se produce un cúmulo de material dentro de la misma, que si se infecta se llama orzuelo.

¿Se puede prevenir? ¿Cómo?

Una buena higiene de los párpados con toallitas o jabones específicos ayuda a prevenir la aparición de los orzuelos. Esto es especialmente recomendable en niños que ya hayan tenido orzuelos previamente, así como en pacientes con patologías dermatológicas como la dermatitis atópica.

También es muy importante revisar la graduación en niños que hayan tenido orzuelos en varias ocasiones, porque una graduación inadecuada o insuficiente puede provocar que el niño entrecierre los párpados para intentar ganar nitidez visual, causando esto un cierre mecánico de los orificios de salida de las glándulas de Meibomio y favoreciendo la aparición de orzuelos.

Una vez salen, ¿hay que ir al oftalmólogo, o se pueden curar en casa?

Los orzuelos pequeños suelen autoeliminarse y a menudo desaparecen solos sin tratamiento. Es recomendable acudir al oftalmólogo en caso de no mejoría en 1-2 semanas o si el orzuelo es grande o se trata de varios orzuelos, pues podrían producir astigmatismo, afectando a la visión del niño. También en caso de que aparezca secreción purulenta y, especialmente, en caso de aparecer hinchazón y dolor difuso del párpado (lo cual podría indicar una infección difusa del párpado y requeriría tratamiento urgente).

¿Cómo proceder con un niño que tiene un orzuelo?

El manejo de los orzuelos es inicialmente conservador. Es recomendable aplicar calor seco (por ejemplo, planchar un pañuelo o trozo de tela) 2-3 veces al día y realizar limpieza de los párpados con toallitas oftálmicas o jabón para párpados 2 veces al día. Los antibióticos tópicos no suelen ser efectivos y, en caso de darse, deberán ser prescritos por un médico, ya sea el pediatra o el oftalmólogo. Es importante no apretarlos como si se tratase de un grano porque existe el riesgo de diseminar la infección al resto del párpado.

¿Es contagioso?

A pesar de tratarse de una infección, los orzuelos no se contagian. Las bacterias causantes de esta infección viven de forma habitual en la piel de todas las personas, por lo que no existe riesgo de contagiar a otros niños o adultos.

Comentarios