ESP | CAT

Hablamos de tu Salud

Consejos de Salud

El mar: una solución a múltiples problemas de salud

Agosto 02, 2020

Un kilo de algas concentra la misma cantidad de yodo que 10.000 litros de agua de mar y resulta, además, 500 veces más rico en vitaminas que el agua salada sola.


La playa agrupa una serie de elementos naturales que la convierten en un manantial de salud y bienestar: el agua salada, las algas marinas, la brisa, el sol y la arena. Podríamos decir que es un lugar que reúne las características propias de un balneario natural con infinitas propiedades terapéuticas para el cuerpo y la mente.


El mar es una solución a múltiples dolencias que perjudican la salud de las personas, convirtiéndose en un complemento perfecto para la prevención y tratamiento de enfermedades que afectan a la piel, a los huesos y articulaciones, a las vías respiratorias, al corazón, a la vista y a la mente, entre otras muchas.


¿Sabías que nuestro organismo es capaz de conservar los beneficios del mar entre 6 y 12 meses?



A continuación, os explicamos cómo benefician los elementos del mar a nuestro cuerpo.


Beneficios del agua salada



Organismo


El agua de mar concentra alrededor de 85 elementos esenciales imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo. Entre ellos, destaca la presencia de sales minerales, también denominados oligoelementos, tales como yodo, magnesio, calcio, potasio, sodio, cloro y zinc.


El cuerpo humano no fabrica por sí mismo oligoelementos, por lo que debemos obtenerlos por medio de factores externos, como por ejemplo la alimentación saludable, la brisa marina o el contacto con el agua salada.


Los seres humanos necesitamos de la presencia de estos oligoelementos, aunque en pequeñas dosis, para cuidar de nuestro metabolismo.


Problemas cutáneos


El agua de mar desinfecta y elimina las impurezas presentes en la superficie de la piel. El yodo, en particular, favorece la cicatrización de heridas y permite aliviar los síntomas de la psoriasis, un problema cutáneo que afecta a más de 125 millones de personas en el mundo (1).


Huesos y articulaciones


Los baños en agua de mar son una excelente terapia para tratar enfermedades reumáticas, como la artritis o la artrosis. Su acción analgésica reduce el dolor de las articulaciones y relaja los músculos.


¿Qué es la talasoterapia? Es un método que consiste en utilizar el agua del mar junto con el clima marítimo para fines terapéuticos.


Beneficios de las algas marinas



Piel


Las algas marinas son otro de los elementos que encontramos en la arena de la playa. Estas plantas son capaces de absorber la gran cantidad de nutrientes que se encuentran almacenados en el agua del mar. Cuando entran en contacto con la piel, esparcen sus propiedades tonificantes, exfoliantes, regeneradoras y reafirmantes.


¿Sabías que un kilo de algas concentra la misma cantidad de yodo que 10.000 litros de agua de mar y resulta, además, 500 veces más rico en vitaminas que el agua salada sola? (2).


Beneficios de la brisa marina



Problemas de tiroides


La brisa marina es una gran aliada para tratar problemas de tiroides debido a su alto contenido en yodo, que se encarga de regular los niveles de hormonas tiroideas presentes en nuestro organismo.


Corazón


Cuando el viento sopla del mar la frecuencia cardíaca disminuye y la capacidad del cuerpo para absorber oxígeno aumenta, es por ello que los cardiólogos recomiendan a las personas con enfermedades cardiovasculares viajar a zonas costeras.


Vista


De la misma forma que la brisa del mar nos invita a cerrar los ojos permitiendo relajar la vista, el hecho de fijar la mirada en el horizonte contribuye a reducir los síntomas de fatiga visual o Síndrome de la Visión del Computador (CVS).


La playa también es el lugar idóneo para poner en práctica los consejos de los oftalmólogos para una correcta higiene visual. Como por ejemplo, pasar de fijar la vista de un punto lejano a uno cercano, y viceversa. De forma que conseguimos ejercitar los ojos en el momento en que retiramos la mirada del horizonte para enfocarla en un libro de lectura.


Problemas de estrés y ansiedad


Las olas del mar generan gran cantidad de iones negativos. Se trata de partículas microscópicas cargadas de electricidad que, pese a llamarse “negativas”, ejercen un efecto muy beneficioso en nuestro organismo, ya que mejoran considerablemente nuestro estado de ánimo.


En el centro de las ciudades con altos niveles de contaminación o en espacios con un gran número de aparatos tecnológicos se generan iones positivos, dando lugar a la proliferación de bacterias, virus, polvo, ácaros y pestilencias en el ambiente.



Las playas son un espacio cargado de iones negativos que nos llena de energía vital y nos permite reducir los síntomas de la depresión, además de aliviar la migraña y el dolor de cabeza que surge a causa del estrés y la ansiedad.


Pulmones


El aire puro de la brisa del mar viene cargado de humedad, lo que permite descongestionar las vías respiratorias y limpiar los pulmones. Las sales minerales que viajan con el aire marítimo disminuyen la necesidad de antibiótico para superar procesos catarrales e infecciones respiratorias causadas por el aire acondicionado.


Los iones negativos presentes en la brisa del mar son los responsables de purificar el aire que respiramos. Esta es una de la razones por las que la playa es, generalmente, un entorno libre de polución, bacterias, ácaros, virus, entre otros organismos que perjudican nuestra salud, en especial a aquellas personas que sufren patologías respiratorias crónicas como la bronquitis, el asma y la alveolitis alérgica extrínseca.


Beneficios de la arena de la playa



Problemas de insomnio


Un paseo por la orilla de la playa es la respuesta a la pregunta sobre cómo combatir el insomnio y sus síntomas. Caminar durante unos 30 minutos por la orilla húmeda es el tiempo suficiente para liberar la mente mientras hacemos ejercicio físico, hábitos saludables que contribuyen a conciliar mejor el sueño.


Pies


Andar descalzos por la arena nos permite recuperar nuestra pisada natural, liberando al pie de la opresión que ejercen los calcetines y los zapatos. La arena, además, es una gran aliada para prevenir esguinces y torceduras ya que fortalece los tobillos.


Prueba de frotar con suavidad la arena contra la piel para conseguir un ideal peeling natural para los pies.


Circulación sanguínea

El contacto de la arena con la planta de los pies es un remedio natural para aliviar el dolor de pies o los síntomas de pies cansados. Todo ello contribuye a mejorar la circulación sanguínea, a la vez que evita las infecciones en uñas y pies.



Para poder sacar el máximo provecho de los cualidades de nuestras playas, debemos empezar por cuidarlas. En la medida que respetemos todos los elementos naturales que la integran, mayores serán las propiedades terapéuticas de las que podamos beneficiarnos.


Tal y como decía un reconocido escritor… ¡Aprovecha e inspira olores de verano para superar los inviernos!


Referencias


(1) Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) https://aedv.es/comunicacion/notas-de-prensa/la-psoriasis-afecta-a-mas-de-125-millones-de-personas-en-el-mundo/

(2) Estudio realizado por el Centro de Tecnología Capilar de Barcelona https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-pdf-13069607


Comentarios