Hablamos de tu salud

Salud y consejos

Los mejores alimentos para combatir gripes y resfriados

Noviembre 20, 2018

Con la llegada del invierno, el frio intenso, los cambios bruscos de temperatura, y la proliferación de virus y bacterias en espacios cerrados, es muy importante tener el sistema inmunológico preparado para hacer frente a los resfriados y gripes. Si disponemos de unas buenas defensas, los virus y las bacterias lo tendrán mucho más complicado para sobrevivir, y podremos disfrutar de los días de invierno.

¿Y cuál es la mejor manera de fortalecer nuestras defensas? A través de la alimentación. Por eso, nuestro nutricionista del centro Diagnosis Médica Xavier González, nos deja una lista de alimentos que no deben faltar en nuestra cesta de la compra esta temporada:

Jengibre

Esta raíz tiene múltiples usos y beneficios para nuestra salud, entre ellos un alto poder antiinflamatorio. Tiene un sabor fuerte y picante que ayuda a calentar el organismo y así poder combatir la fiebre. También ayuda a deshacer las flemas y a limpiar el tracto respiratorio, colaborando en la descongestión nasal. Contiene fitoquímicos con los que ayuda a combatir ciertos virus respiratorios.

Cómo consumirlo: A la hora de consumirlo, se puede añadir tanto como condimento en los alimentos (sopas, cremas, etc) o en infusiones.

Alerta: Se debe vigilar si se está en período de embarazo, si se tiene problemas de acidez o si se están tomando anticoagulantes.

Ajo

Las autoridades Europeas recomiendan el uso del ajo como antiviral, antifúngico y antibiótico gracias a su gran contenido en Zinc y otras substancias activas. Ayudan a aumentar la producción corporal de interferón, una proteína creada por nuestro organismo que al entrar en contacto con un virus le impide la entrada y la proliferación de este.

Cómo consumirlo: Se puede consumir a diario. La recomendación es de 1-2 dientes de ajo al día en crudo o fresco.

Alerta: Las personas con medicación para el VIH o anticoagulantes deben tener cuidado ya que acentúa el poder anticoagulante.

El Zinc y las legumbres

El zinc es un mineral de propiedades muy extensas con un amplio abanico de propiedades. Las legumbres, tienen un alto contenido en zinc, y consumirlas frecuentemente nos ayudará a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Uno de los efectos principales de este mineral en nuestro sistema inmunológico es que nos ayuda a regenerar las mucosas respiratorias, aliviando y reduciendo los síntomas del resfriado.

Dónde lo podemos encontrar: garbanzos, lentejas, judía blanca, nueces, avellanas, almendras, semillas de calabaza y germen de trigo.

Hongos y setas

Son una fuente importante de vitamina D, que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario. Existen ciertas variantes de setas y hongos que pueden combatir contra algunos virus respiratorios. Algunas son los hongos shiitake, reishi o enoki.

Verduras y Cítricos

Todas las frutas y verduras de colores vivos están llenas de vitaminas A, C y E, que nos pueden ayudar a combatir los resfriados y las gripes. En especial, la vitamina C es la que más ayuda a aliviar los síntomas de la gripe gracias a la influencia que tiene en el buen funcionamiento de las células defensivas. La encontramos sobretodo en los cítricos y en las verduras de hoja verde oscura (como las coles, espinacas o brócoli…). La granada contiene una gran cantidad de vitamina C y tiene un alto valor antioxidante, por eso tiene una gran repercusión en el refuerzo del sistema inmune. Alivia la tos, el dolor de garganta y las infecciones de oído. El kiwi es una de las frutas no cítricas que también tiene un alto contenido de vitamina C.

Por su parte, la vitamina A colabora en la regeneración de las células inmunitarias y aumenta las defensas. Se puede obtener ingiriendo alimentos ricos en betacarotenos. Las zanahorias, la calabaza, melocotón, albaricoques, espinacas o brócoli, son algunos alimentos ricos en betacarotenos.

Tomillo

El tomillo es una planta aromática que se utiliza para tonificar el sistema inmunitario y prevenir infecciones por virus. Es un poderoso antibacteriano, que ayuda a calmar la fiebre y la tos, y favorece la secreción y expulsión del exceso de moco. Se puede tomar como infusión o como condimento. El té verde tiene un efecto parecido, ya que la teoflavina ayuda combatir ciertos virus.

Cebolla

Es un alimento que destaca por su propiedad antibiótica. También ayuda a lubricar y tonificar el sistema respiratorio y los pulmones.

Comentarios