Hablamos de tu salud

Tecnología

Fibroscan y Esteatoscan. ¿Qué son y qué diagnostican?

Julio 24, 2018

Fibroscan

El fibroscan ha supuesto una revolución tecnológica en los pacientes con hepatopatías. La aparición de esta técnica permite la cuantificación de la rigidez hepática y con ello de la fibrosis, con una precisión que es equivalente a la de una biopsia.

Esta técnica permite el estudio de base y posterior evolución y pronóstico de diferentes enfermedades hepáticas, especialmente las crónicas, degenerativas, inmunológicas, metabólicas y tóxicas. Se trata de una técnica simple, no invasiva, rápida y de alta fiabilidad.

¿Cómo se realiza un fibroscan?

Para realizar un fibroscan es necesario un ayuno de 4 a 6 horas. La prueba se realiza estirado boca arriba con la mano derecha apoyada en la nuca para dejar el flanco derecho libre para la exploración. Posteriormente se localiza un espacio intercostal entre la axila y el esternón, se aplica gel de contacto (como el que se emplea para las ecografías) y desde este lugar se empiezan a obtener registros.

Cada registro para el paciente solo supone una ligerísima sensación de “pequeño golpe” en el lugar donde se aplica la sonda. Esta sensación se produce como consecuencia del momento del impacto de la onda mecánica sobre la superficie cutánea. En condiciones normales, la exploración no dura más de 10 minutos.

Esteatoscan

En los últimos años, se ha adaptado a los equipos modernos de fibroscan, la posibilidad de obtener el grado de esteatosis hepática, es decir la cantidad de grasa acumulada en el hígado. Estos dos parámetros se obtienen a la vez y aparecen simultáneamente en la pantalla. De esta forma conseguiremos tanto lo que denominamos FIBROSCAN (grado de fibrosis) como el ESTEATOSCAN (cuantificación del grado de esteatosis).

¿Qué supone el fibroscan / esteatoscan como innovación tecnológica?

La correlación que existe entre los índices del fibroscan o esteatoscan con los resultados histológicos, supone un gran adelanto para la rapidez diagnóstica y la eliminación del riesgo de la biopsia hepática lo que favorece considerablemente la seguridad del paciente.

¿En qué patologías se puede emplear el Fibroscan o Esteatoscan?

  • Fibrosis avanzada de cualquier origen.
  • Cirrosis biliar primaria.
  • Valoración evolutiva tras tratamiento antiviral en pacientes con Hepatitis C.
  • Recurrencia de la hepatitis C después de un trasplante.

Información proporcionada por el Doctor Josep Just, del servicio de gastroenterología y Hepatología de Creu Blanca.

Comentarios