Hablamos de tu salud

Salud y consejos

Cuidar de tu salud, un acto cotidiano con beneficios para toda la vida

Abril 07, 2019

“La salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Así la define la Organización Mundial de la Salud, la impulsora del Día Mundial de la Salud que se celebra cada 7 de Abril coincidiendo con el nacimiento de esta institución. Una buena salud es fundamental para tener una calidad de vida excelente en todas las etapas de nuestra vida.

Para llegar a este estado máximo de bienestar físico bastaría con empezar a adquirir pequeños hábitos cotidianos como seguir una dieta saludable y equilibrada, beber agua y hacer ejercicio de manera regular. Sin embargo el ritmo de vida frenético que gobierna nuestros días no siempre nos permite cuidar de nuestra salud como deberíamos. Asimismo, debemos ser conscientes de que nuestra salud es nuestro bien más preciado y debemos cuidarla todos los días.

El primer paso es la prevención

Aunque los buenos hábitos sean un escudo ante determinadas enfermedades, no podemos apostarlo todo al estilo de vida. Hay otros aspectos aleatorios como la edad, la historia familiar o la genética que pueden ser detonantes de la aparición de una enfermedad.

De la prevención de enfermedades se encarga la medicina preventiva, la rama de la medicina que permite actuar antes de que aparezcan o cuando todavía se está a tiempo de hacer algo sin que dañe la calidad de vida del paciente. Un buen ejemplo de prevención son los chequeos que abarcan todo el cuerpo como el Full Body o las revisiones más específicas como el Chequeo del Cáncer, recomendado para aquellas personas con antecedentes de cáncer en la familia.

La suma de tecnología y prevención crean una herramienta excelente a la hora de abordar la detección precoz de enfermedades, ya que gracias a las técnicas de diagnóstico por la imagen más avanzadas los equipos médicos son capaces de ver y detectar anomalías en cualquier órgano como si se estuviera dentro de él.

¿Qué más podemos hacer para cuidar nuestra salud física?

Acudir al médico regularmente

Cuando somos jóvenes tendemos a gozar de una salud de hierro, pero a medida que pasan los años van surgiendo los achaques de la edad y aumenta la frecuencia con la que visitamos al médico. Sin tener que llegar al límite de tener que acudir a urgencias porque nos encontramos muy mal, la visita al especialista o al médico general periódicamente puede ser una buena manera de mantener nuestra salud bajo control. El médico nos hará una revisión completa en consulta e incluirá una analítica completa que servirá para ver que todo está bien.

Sin embargo, hay citas inamovibles como la revisión urológica en hombres mayores de 50 años, los chequeos ginecológicos en mujeres a partir de los 16 y las colonoscopias en ambos sexos a partir de los 50. Las enfermedades que pueden detectar estas pruebas son todas ellas superables si son cogidas a tiempo.

Si se tiene un problema, buscar una solución integral

Las unidades especializadas ofrecen una solución integral a un determinado problema y están compuestas por varios especialistas que trabajan de manera multidisciplinar y que complementan sus conocimientos. Es muy conveniente que si por ejemplo tenemos un problema en el pie acudamos a una unidad especializada de pie y tobillo integrada por un podólogo, un traumatólogo, un radiólogo y un cirujano que nos sigan en el camino desde el diagnóstico hasta el tratamiento.

A la mínima duda acudir a urgencias

La intensidad de un determinado síntoma es el que nos alerta de la necesidad de acudir a urgencias. Puede ser durante una gripe estacional, cuando vemos que no nos baja la fiebre y que nos encontramos cada vez peor, si notamos un dolor en el costado que va en aumento, si nos hacemos un esguince o nos fracturamos algún hueso... Lo importante es elegir un centro de urgencias sin esperas, que atienda las 24 horas del día todos los días del año y que además disponga de todos los medios tecnológicos para hacer un diagnóstico definitivo y hacer una intervención quirúrgica en caso necesario. Porque hay urgencias que no pueden esperar.

Comentarios