Hablamos de tu salud

La mirada del experto

Dr. Barranco: “ Hay más hombres que se abren a consultar problemas de disfunción eréctil”

Enero 03, 2019

El Dr. Miguel Ángel Barranco es Urólogo de Creu Blanca.

¿Qué es la disfunción eréctil?

Es la incapacidad de conseguir y mantener una erección suficiente tiempo para tener relaciones sexuales satisfactorias. Se trata de una patología muy frecuente. De hecho 2 de cada 3 hombres mayores de 60 años tiene un cierto grado de disfunción eréctil.

El paciente que la padece, ¿lo dice, se calla…? ¿Da vergüenza decirlo?

Cada vez menos. La gente cada vez es más abierta. Saben, conocen, han oído que hay tratamientos y se animan a consultar.

Actualmente tenemos buenos tratamientos y el paciente que padece disfunción y quiere curarse, tiene más de un 90% de posibilidades de curarse gracias a diferentes tratamientos.

¿Cómo es el proceso de diagnóstico?

La primera visita en consulta es básica. Se hace una buena historia clínica donde dos de las preguntas fundamentales que se hacen son si toma algún tipo de medicación y las enfermedades que padece. Estas dos preguntas nos indicarán si la disfunción eréctil tiene un origen orgánico (producido por una enfermedad) o psicológico.

En muchas ocasiones los fármacos son la causa de la disfunción, sobre todo los hipertensivos, los antidepresivos y los ansiolíticos.

Después del cuestionario, se hace una exploración física, y se prescribe una analítica que contenga PSA y testosterona.

En base a esta visita, y siempre que no haya contraindicaciones, ya se inicia tratamiento oral con pastillas. En una segunda visita se revisa el resultado de las pruebas y la respuesta al tratamiento iniciado. En la mayoría de casos, este tratamiento es efectivo y se mantiene.

En el caso de que sea una disfunción eréctil de carácter psicológico se inicia tratamiento oral y se deriva al paciente para tratamiento con el sexólogo.

Entonces, ¿el tratamiento siempre es oral?

Inicialmente sí. Es mediante pastillas y suele funcionar en la mayor parte de la población. Pero si el tratamiento oral fracasa es necesario pasar al siguiente nivel: tratamiento con inyecciones en el cuerpo cavernoso. Antes de mantener relaciones sexuales, el paciente debe inyectarse la medicación en el pene. Parece muy alarmante, pero no deja de ser como la insulina que se pinchan los diabéticos. A diferencia del tratamiento oral, en cuanto se produce la eyaculación, la erección baja.

Otra opción, sobre todo para los hombres que toman medicación anticoagulante y que no pueden optar por las inyecciones, es la de las prótesis de pene. Hoy en día son muy cómodas.

Como veis quien quiere tratarse, tiene todas las garantías de éxito.

Comentarios