ESP | CAT

Hablamos de tu Salud

Nutrición

7 dietas alternativas a las tradicionales

Julio 10, 2021
7 dietas alternativas a las tradicionales
  • Para evitar hacer esfuerzos contraproducentes en nuestra dieta, Xavier González, nutricionista de Creu Blanca, nos ayuda a diferenciar entre mitos y realidades sobre diferentes hábitos nutricionales.

Pese a que la pirámide alimenticia pretende influir de forma positiva en los hábitos alimenticios del conjunto de la sociedad, con el transcurso de los años y las investigaciones en el campo de la nutrición, varios colectivos de personas han optado por otras formas de alimentarse.

7 dietas alternativas a las tradicionales

La búsqueda de una alimentación consciente, para mantener saludable a nuestro organismo y hacer un uso responsable de nuestros recursos naturales, respetando el medio ambiente y los animales.

¿Qué aspecto une a las 7 dietas que os presentamos a continuación?

1. Dieta flexitariana

El flexitarianismo empezó a popularizarse en Estados Unidos y Gran Bretaña en los años 90. Se trata de ser un vegetariano flexible, es decir, personas que siguen una alimentación principalmente rica en vegetales, pero que algún día a la semana consumen productos de origen animal, como por ejemplo carne, pescado, huevos, leche o miel.

Qué come un flexitariano

La base de la dieta flexitariana son las verduras, las frutas, las legumbres y los granos enteros. Los productos de origen animal se consideran un complemento ocasional. En los platos flexitarianos se introducen productos de temporada y, preferiblemente, de proximidad y los menos procesados posibles.

7 dietas alternativas a las tradicionales

  • Tipos de alimentos más comunes: sustitutos vegetales de las carnes como tofu o seitán, ausencia de carne de animales terrestres y potencia pescados azules y huevos, trigo sarraceno o alforfón, quínoa y amaranto, garbanzos, alubias o judías blancas, rojas y mungo. Además de hortalizas, verduras y frutas de temporada.

2. Dieta vegetariana clásica

Basada casi en su totalidad por productos de origen vegetal como frutas, hortalizas, legumbres o cereales, también incluye el consumo de huevos, leche y miel. Actualmente la dieta vegetariana también se conoce como ovolactovegetarianismo.

Qué come un vegetariano

  • Tipos de alimentos más comunes: prácticamente igual que los productos que comen los flexitarianos, aunque excluyendo el consumo de carnes y pescados.

7 dietas alternativas a las tradicionales

3. Dieta vegana

El veganismo, considerado un modelo de dieta más estricta que la vegetariana clásica, solo incluye el consumo de alimentos de origen vegetal. Excluyendo de esta forma cualquier alimento de origen animal.

Qué come un vegano

Un vegano no consume ningún alimento que provenga de los animales. La moda por el veganismo ha propiciado la aparición de nuevos productos que simulan a aquellos de origen animal, pero que son fundamentalmente producidos con fuentes de origen vegetal, como por ejemplo la heura.

  • Tipos de alimentos más comunes: hojas verdes, como por ejemplo las espinacas o el kale, y casi todo tipo de fruta, entre las que destacan el pomelo, la piña y la manzana. También son grandes consumidores de granos, tales como la avena, la quinoa y el arroz marrón, así como de legumbres y grasas saludables, como por ejemplo las lentejas, el adamame, las flax seeds, las almendras, el aguacate o las nueces.

4. Dieta crudivegana

En consonancia con la dieta vegana, el fundamento de la crudivegana son los alimentos de origen vegetal. Su peculiaridad reside en que estos productos vegetales se consumen sin cocinar o cocinados por debajo de los 40ºC.

Qué come un crudivegano

Los denominados crudivegano basan su dieta en el consumo de verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas.

7 dietas alternativas a las tradicionales

  • Tipos de alimentos más comunes: Pan de espelta, centeno o arroz, brócoli, coliflor o calabacín, dátiles, chía, almendras, nueces o anacardos, leche de almendra, coco o arroz, arándanos, frambuesas y naranjas, entre otros productos.

5. Dieta paleo

La paleodieta, una de las más populares en los últimos años, persigue comer como nuestros ancestros. O, lo que es lo mismo, comer los alimentos justos y necesarios para mantenernos sanos.

Qué come un paleo

Los seguidores de la dieta paleo no consumen alimentos que han sido previamente manipulados por el hombre. De ahí su oposición ante alimentos procesados y los azúcares añadidos.

Los deportistas, por ejemplo, son un colectivo propenso a seguir esta dieta, pues tiene como objetivo primordial hacernos sentir bien, en cuerpo y mente. Esta conexión físico-mental se consigue a base de proteínas magras, que ayudan a definir la musculatura, aparte de frutas, verduras, semillas y grasas saludables. De esta forma, excluyen a los lácteos, los cereales y las legumbres.

7 dietas alternativas a las tradicionales

  • Tipos de alimentos más comunes: principalmente verduras de hoja verde, tales como las acelgas, las espinacas, las judías, la rúcula o las endivias. En cuanto a frutas, prácticamente todas, aunque con especial hincapié en aquellas más depurativas o ricas en fibra, como por ejemplo, el limón, la lima, el kiwi, la piña, la ciruela y los arándanos, entre otras. La presencia de grasas saludables, tales como el aceite de oliva y el aguacate, o de Omega 3 en forma de pescado azul o frutos secos, también es característica de la dieta paleo.

6. Dieta sátvica

La favorita para muchos amantes del yoga, una alimentación sátvica está enfocada en encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente. La palabra sátvica proviene de los términos del hinduismo sattuá, que significa pureza, rajasika, que equivale enérgico, y tamasika, que quiere decir oscuro. El frescor, la temporalidad y una cocción corta de los alimentos facilitan la meditación.

Qué se come en dieta sátvica

Conocida también como la dieta yogui, sigue en cierta medida las pautas de la dieta vegetariana, ya que prevalecen los alimentos de origen vegetal combinados con lácteos esencialmente frescos.

Los alimentos que consumen los seguidores de la dieta sátvica son esencialmente frescos, preferiblemente orgánicos. Suelen consumirse de la forma más natural posible, es decir, crudos, hervidos al vapor o mediante cualquier otro tipo de cocción corta.

7 dietas alternativas a las tradicionales

  • Tipos de alimentos más comunes: el yogur, la leche, el queso fresco, la quinoa, la avena, el mijo, el aceite de coco o de sésamo, además de todo tipo de frutas, verduras y legumbres de alto valor proteico conforman la dieta sátvica.

7. Dieta macrobiótica

Más que una forma de alimentarse, es una filosofía de vida. En relación con los fundamentos del principio chino del Ying y el Yang, la dieta macrobiótica promueve el hecho de sentirnos bien con nosotros mismos y con la naturaleza.

Qué se come en la dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica se basa en el consumo de cereales, principalmente ecológicos e integrales, que se complementan con verduras de temporada.

7 dietas alternativas a las tradicionales

  • Tipos de alimentos más comunes: a diferencia de otras dietas vegetarianas, la macrobiótica evita las hortalizas, como por ejemplo las patatas, tomates, pimientos, y reduce las legumbres al 10% del total. Los frutos secos deben tomarse en dosis muy limitadas y, por supuesto, se restringe el uso de carnes, huevo y lácteos.

Verdades y mitos sobre estas dietas

En muchas ocasiones, damos por hecho que por seguir un modelo de alimentación que aparentemente parece saludable estamos exentos de padecer cualquier enfermedad o irregularidad en nuestro organismo. La cantidad y el orden en que se consumen los alimentos puede influir de manera positiva o negativa en nuestra salud.

En muchas ocasiones, damos por hecho que por seguir un modelo de alimentación que aparentemente parece saludable estamos exentos de padecer cualquier enfermedad o irregularidad en nuestro organismo. La cantidad y el orden en que se consumen los alimentos puede influir de manera positiva o negativa en nuestra salud.

Para evitar hacer esfuerzos contraproducentes en nuestra dieta y dejarnos llevar por lo primero que escuchamos, Xavier González, nutricionista de Creu Blanca, nos ayuda a diferenciar entre mitos y realidades sobre diferentes hábitos nutricionales.

7 dietas alternativas a las tradicionales

Cada persona tenemos nuestros gustos y debilidades por un tipo u otro de alimentos. Tener claro qué nos beneficia y qué nos perjudica nos ayuda a definir nuestra dieta. Si todavía desconocéis cómo llevar el bienestar a vuestros platos, desde el equipo de Dietética y Nutrición de Creu Blanca estamos dispuestos a aconsejaros.

Y ahora, ¿qué mito sobre nutrición estás dispuesto a corregir para convertirlo en realidad?

Comentarios